10% de descuento en sus lámparas personalizadas

Cuidados que debe tener una Embarazada

Publicado por Paul Mizoule en

Cuidados que debe tener una Embarazada

     ¡¿Ya sabes que estás embarazada?!  ¡Maravilloso!  El embarazo es un privilegio del género femenino y para muchas, es la realización del mayor deseo de sus vidas, concebir y traer un nuevo ser al cual amar y criar. De allí que para un exitoso embarazo y culminación es indispensable adoptar ciertos cambios en el estilo de vida. En Lámpara Luna queremos que disfrutes estos momentos al maximo y por ello te traemos algunos consejos.

     ¿Te gustaría conocerlos? Bien; el primero es obtener información. Si, así como se lee.         Existe gran cantidad de información, pero no toda tiene respaldo científico; son creencias tradicionales transmitidas de generación en generación que utilizaron las abuelas, pero aunque no sean dañinas, hoy pueden aplicarse métodos más ortodoxos. Por ejemplo ¿Le hicieron a tu abuelita masajes en el vientre para “enderezar al bebé”? Hoy día están prohibidos por el peligro que representan.

     Por ello es menester dirigirse a fuentes confiables y consultar a los especialistas. Es esencial saber lo que significa esta etapa y mantenerse informada mes por mes de las transformaciones que se producirán y qué hacer para evitar riesgos asumiendo los cuidados respectivos.

 

     ¿Qué se modifica durante el embarazo?

     Fundamentalmente, todo tu cuerpo. Debes considerar el enorme cambio hormonal que  desencadena reacciones físicas y emocionales en tu cuerpo y que deben ser tomadas en consideración. No solo es el aumento de volumen, sino las repercusiones en la salud. La gestación no es un período de enfermedad, sino que implica ciertos malestares producto de la readaptación del organismo que se prepara para una nueva función. ¡Esto implica que debes cuidarte!

 

     ¿Qué debo cuidar desde el principio?

  • La actitud: en esta nueva etapa la buena actitud es esencial. Una actitud positiva es esencial porque la mente y el cuerpo son un binomio perfecto que trabajan en conjunto; de allí que lo que pienses se reflejará en tu organismo y puede afectar a tu bebé. ¡Cero depresión o pensamientos negativos! Enfócate en que estás dando vida a través de la tuya y no hay labor más importante que esa. Involucra a tu pareja, a tu familia, compartan los momentos deliciosos, los preparativos, la felicidad de sentir a ese ser dentro de ti. Aplicando todos estos cuidados tu embarazo será la etapa más feliz de tu vida. ¡Ánimo!

  • La salud: sin entrar en la paranoia de rechazarlo todo, si es necesario enfatizar en la preservación de un estado óptimo de tu salud y para ello hay que enfocarse en atender cualquier condición que repercuta sobre el bebé. Es decir, si tienes patologías preexistentes como diabetes, hipertensión arterial, afecciones cardíacas, entre muchas otras, debes avisar a tu médico para que los tratamientos sean adecuados a tu nuevo estado.

  • La alimentación: ¿comer por dos? ¡De ninguna manera! No se trata de adquirir sobrepeso con la excusa del embarazo; al contrario se trata de mejorar la calidad de la comida debido a la incidencia de la misma sobre tu salud y en consecuencia la del bebé. Todos los nutrientes que consumas deben ser de óptima calidad para que aporten beneficios al crecimiento fetal. La idea es adoptar un plan balanceado, es decir que no excluya, pero que tampoco exceda, sino que incorpore la ingesta de verduras, carbohidratos, frutas, vegetales, leguminosas y proteínas. Somos lo que comemos.

  • Más vitaminas y minerales: aunque muchas de ellos se obtienen de la sana y equilibrada alimentación, otros son prescritos por los médicos dada la mayor necesidad de los mismos. Es el caso del ácido fólico, indispensable para evitar la espina bífida, el hierro, calcio, entre otros. El médico, después de los análisis sanguíneos prescribirá lo necesario.
  • El ejercicio: ¡¿durante el embarazo?! Así es. En épocas muy remotas el embarazo se trataba como una enfermedad que impedía múltiples actividades. Los avances científicos actuales demuestran que de ningún modo la mujer tiene que estar inactiva, excepto en casos de alto riesgo. Lo recomendable es el ejercicio suave, la relajación de los músculos y de la mente; las caminatas son ideales en estos casos, sin excederse y con una buena hidratación, son beneficiosas para la salud de ambos por la irrigación sanguínea que desencadena el ejercicio.

  • El descanso: ¡lo necesitarás! Notarás que te cansas más a menudo; es la sabiduría del cuerpo humano: te pide que pares para lograr la recuperación y la correcta oxigenación. Recuerda que todo está cambiando dentro de ti, un nuevo ser se está formando y ello requiere energía vital para completar la tarea. Descansa cada vez que lo necesites y duerme lo necesario hasta sentirte bien. Tu cuerpo y el bebé lo agradecerán.

 

  • Evita el estrés: es la enfermedad silenciosa, pero más destructiva que existe. Es completamente normal el abrupto cambio en tu estado de humor, la aparición de ansiedad, depresión o preocupación excesiva. Para combatirlos enfoca tu pensamiento en las cosas positivas de la vida; cada día es una batalla, un reto a vencer y si ya has llegado hasta aquí, podrás lograrlo todo. El ejercicio, la correcta respiración y la atención constante te ayudarán a dominar la superactividad mental. ¡Relájate observando tu espectacular Lámpara Luna Levitante, te dará la paz y tranquilidad que tanto necesitas!

  • Elimina productos tóxicos: ¡drogas, tabaco y alcohol son elementos de alto riesgo absolutamente contrarios al embarazo! Debe desterrarse su consumo y analizar con especialistas la razón por la cual se consumían. De igual manera el tomar en demasía estimulantes como el café y el té no es recomendable. Ahora tus prioridades son otras y la idea es lograr un embarazo feliz, a término, pero sobre todo la responsabilidad de un ser humano sano y pleno que depende de ti para su completo desarrollo.

  • Aumentar la autoestima: ¡¿cómo hacerlo con esta gordura?! Típica expresión femenina que se combate con la sabiduría de que es una etapa que culminará en nueve meses y no es pretexto para permitir el abandono del cuidado personal; al contrario, ¿sabes que las hormonas harán más luminosa tu piel? ¡Te verás radiante, tus ojos brillarán y todos te verán más linda que nunca! Aprovecha para comprar ropa linda, maquillarte más, consentir la piel con cremas e hidratación y preparar tu mente para verte diferente.

  • Una luminosidad suave y adaptada: El bebé que aún está en el vientre de su madre no puede ver con sus propios ojos, pero siente las vibraciones y energías que le transmiten, por ello es necesario un ambiente sano, agradable y cálido; esto en muchas ocasiones se obtiene por medio de las decoraciones del hogar o lugar de trabajo. Existen objetos cuyas luces están hechas para estos momentos especiales de la vida, nuestras hermosas Lámparas Luna de 16 Colores fueron diseñadas pensando en ello, ya que puedes escoger su coloración y tonalidad acorde a tu estado de ánimo.

 

     Pero cuando una mujer está embarazada, la necesidad de experimentar esa sensación de bienestar se multiplica, el deseo de una madre porque el fruto de su vientre esté tranquilo, seguro y sano la hacen adquirir hábitos impensables y eliminar otros, sin embargo, en muchos casos, equivocadamente se preocupan solo por seguir las recomendaciones médicas y olvidan que en la etapa de gestación es igual de importante la afectividad.  Una mujer gestante experimenta temor, ansiedad, desánimo y sus emociones son tan inestables que fácilmente pasa de la risa al llanto o de la euforia al mal humor.

     Quiero compartirte 3 cuidados que una mujer embarazada resuelta a lidiar con sus emociones puede aplicar para comprender fácilmente los cambios que está viviendo y darle tranquilidad a su hijo (a):

 

     Un Ambiente Mágico:

     Importa que la pareja, familia y amigos satisfagan la necesidad de atención de la mujer embarazada, que se sienta escuchada y comprendida.  Un abrazo, una caricia o simplemente hablar pueden ser dosis de amor que la ayuden a transitar fácilmente los cambios emocionales. 

     Igual de importante es el ambiente del espacio donde se mueve, su casa y su habitación deben mantenerse limpias, organizadas e iluminadas de acuerdo al momento del día.  Antes de disfrutar de un placentero sueño, leer un libro o seleccionar el ajuar del bebé bajo la luz de una mágica LAMPARA LUNA puede resultar alucinante. 

 

     Disfrutar la naturaleza:

     Salir al parque, caminar 30 minutos y sentarse a respirar frente a un cristalino lago azul, pueden ser algunas actividades que llenan a una embarazada de vitalidad, despejan su mente y evitan desánimos, será afortunada aquella que de repente se tope con la luna durante el día. 

 

     Conectarse con la Luna:

     Darse una ducha para luego tomar un té en su balcón mientras contempla la luna iluminando las calles de su ciudad, puede ser el plan más romántico y placentero que una mujer embarazada disfrutaría, conectarse con la energía y vitalidad de la luna llenará sus sentidos de paz y plenitud.  Este ejercicio también resulta mágico al contemplar la Lampara luna, una relajante y atractiva obra de arte, hecha con materiales seguros, que toda mujer embarazada merece para decorar su habitación y relajarse mientras está en la dulce espera.

 

 Si te gustan los artículos de nuestro blog, ¡compártelos con tus amigos en tus redes favoritas, Encuéntranos en Pinterest, Instagram, Facebook y Twitter! y también puedes suscribirte a nuestro boletín de noticias y recibir todas nuestras últimas novedades! 

¡SUSCRÍBETE!
Si te gusta nuestro contenido, añade nuestro sitio a tus favoritos (ctrl + D) ;)

 

 

 

← Publicación más antigua Publicación más reciente →